A Rajatabla

Causantes

Entre quienes trabajaron para la campaña de Ivonne Álvarez no acaban de ponerse de acuerdo sobre las causas reales de la derrota de la priista.

Como dice uno de ellos con ironía: queremos saber las placas del tráiler que nos arrolló.

Sospechan de varios grupos e individuos, ciertamente contó mucho el vuelo final que tomó Jaime Rodríguez Calderón, candidato opositor, y ante la peor guerra sucia que creció en las últimas semanas.

Pero igual dicen que los sindicatos nunca echaron la mano a la campaña que hubo de prominentes priistas que se unieron a Jaime.

Igual hubo dinero empresarial que apoyó a los contrarios y ausencia de los líderes del sector tanto popular como campesino.

Desde el Palacio la mantuvieron con la cuerda tensa y la prohibición de aceptar donativos externos.

A eso hay que añadir la guerra sucia que lastimó a la candidata, pero también sujetó a fuego a discreción al gobernador y su familia, que ni siquiera estaban en las boletas electorales.

Y ven enemigos hasta remotos que desfiguraron la campaña de Ivonne y que la engañaron hasta con diez encuestas de diferentes agencias, y que la tuvieron en el engaño o en cualquier cosa por el estilo.

Claro, saben que así sucede en la guerra, a la victoria le sobran madres pero la derrota es huérfana.


jvillega@rocketmail.com