A Rajatabla

Carroñeros

Felipe de Jesús Cantú y Jaime Rodríguez Calderón ya encontraron su mejor ángulo para hacer campaña atacando no los proyectos de Ivonne Álvarez, sino los presuntos errores y defectos de la administración actual.

Dejan suponer que en las boletas vendrá el nombre de Rodrigo Medina con su gobierno a cuestas.

Proponen enjuiciar en lugar de dar oportunidad a un renovado modelo de gobernar.

Hay mucho qué hacer por Nuevo León, la tarea nunca se acaba, el Estado evoluciona tan de prisa que no hay forma de satisfacer todos sus requerimientos.

Quizá el factor mágico que puede dinamizar el cambio es una mayor intervención ciudadana.

Una intervención ciudadana de verdad y no a medias como ha sucedido hasta ahora con particulares utilizados como sello de aprobación de la conducta pública, pero que los ciudadanos también acepten la responsabilidad de atacar los males que nos aquejan como la corrupción o la impunidad.

No podemos tener un Gobierno sano en medio de una sociedad enferma. Claman los ciudadanos por mayor intervención en el acto de gobernar, pero quienes nos han gobernado no han llegado de un planeta lejano, sino de la sociedad misma. Todo mundo conoce la historia de quienes se hacen millonarios cada sexenio entrando a saco a las finanzas públicas y a los negocios del Estado.