A Rajatabla

Candidata ideal

Patricia Salazar, de Allende, se veía en una candidatura para diputación local por el PRI pero a última hora la dejaron fuera.

Ahora lo será porque el Tribunal Electoral decidió abrir una curul más para mujeres en los distritos locales. Y vaya que tiene méritos, Patricia fue subsecretaría de Previsión Social en este Gobierno y como tal tuvo la misión de restaurar la paz perdida en muchas colonias perdidas, incluyendo la turbulenta Independencia.

Suyas fueron las brigadas para rescatar los espacios perdidos, incluyendo la limpieza de predios y muladares, llevando esperanza a las familias y las sacó de nuevo a la calle.

Ahora anda organizando orquestas infantiles municipales en los pueblos más pobres; mucho de su trabajo inspiró los programas de acción que implementó la Subsecretaría de Gobernación en el país entero.

Durante todo este año estuvo esperando un llamado no tanto a una curul, sino a la senaduría de la que es suplente con Marcela Guerra.

En su afán por alcanzar la candidatura a la diputación local cuenta con el apoyo y esfuerzos de sus primos Luis Marroquín y Sergio Alanís.

Luis la alentó a proseguir su lucha y la relacionó con más grupos de su natal Allende, camino tortuoso pero finalmente exitoso para llegar a una diputación que seguramente desempeñará con entusiasmo y con ideas.