A Rajatabla

Buen alcalde

Víctor Pérez, alcalde de Santa Catarina, fue quizá el mejor valuado en Nuevo León por sus compañeros de partido.

En primer lugar, porque compuso el desbarajuste que le heredaron los otros alcaldes panistas.

Víctor dio buenos resultados, bajó el monto de la deuda municipal y le quedó cuerda hasta para ir a apoyar a los municipios del norte del Estado.

Su buen ejemplo fue difundido por los dirigentes nacionales del PAN, que ya lo clasificaron como un excelente activo del partido para las tareas nacionales en las áreas de búsqueda de recursos públicos, transparencia y capacidad de enseñar a otros, como mantener la disciplina en un equipo y el sello de calidad en cada obra y servicios municipales.

Y vaya que tuvo días difíciles el alcalde de Santa Catarina, pues estuvo a punto de ir a dar a la cárcel por culpa de un antecesor suyo y cuentas chuecas en Tesorería.

Pero libró todas las asechanzas fiscales y políticamente resistió todos los golpes bajos de otros grupos panistas que envidiaron su eficacia y se sintieron ofendidos por el buen trabajo político del alcalde, más allá de los límites estrictos de su municipio.