A Rajatabla

"La Bestia" pasa por Monterrey

El fatídico tren conocido como La Bestia, con su carga humana que busca cruzar hacia Estados Unidos, nos parece una experiencia remota para nuestra comunidad regiomontana.

El fenómeno de indocumentados viajando sobre el techo de los vagones de un carguero sucede en las selvas del sureste.

Y México, como sucede con la droga, es sólo país de paso pero no origen del torrente de migrantes centroamericanos, incluyendo muchos niños.

Univisión, el canal latino más popular en Estados Unidos, nos sacó de nuestra pasividad respecto de La Bestia, trepando a un reportero sobre sus congestionados techos.

Encontraron que no se trata de un tren que vaya de frontera a frontera, sino de varios de diferentes empresas ferroviarias que enlazan sus rutas para llevar a la frontera a los indocumentados.

Y con la novedad de que La Bestia pasa por Monterrey, empalme conveniente para llegar a Reynosa y Nuevo Laredo, los cruces más buscados por los migrantes.

Muchos, después de sufrir las penalidades más extremas, abortan su aventura en Monterrey.

Comprueban que aquí no requieren visa, pueden trabajar sin documento alguno y hay condiciones muy favorables para vivir, estudiar, cuidar la salud y hasta conseguir vivienda.

Ahora es el tiempo para abrir albergues provisionales para los menores y oficinas de orientación y apoyo para los adultos. Aún estamos a tiempo, aunque no por mucho.