A Rajatabla

Atractivos de Monterrey

Agobiados por el calor extremo, por la cara sucia de una ciudad mal servida por sus autoridades, somos los primeros en menospreciar el posible atractivo de Monterrey para atraer visitantes. ¿Quién va a querer venir a sudar la gota gorda, a sufrir los baches y con luces rojas por donde quiera anunciando sucios antros y tabledances?

Sin embargo, a pesar de que no tiene playa, ni muchos atractivos naturales, Monterrey y el estado ya son el quinto destino turístico del país.

Ofrecemos en la ciudad, dice Lorena Garza, directora de la Corporación de Turismo, todos los atractivos para el turismo urbano; el que aprecia los buenos hoteles, los restaurantes variados, los muchos museos, los lugares estéticos como el Paseo Santa Lucía, el embellecido cerro de El Obispado con su bandera espectacular, más su caballo de Botero.

Nuevo León ofrece, además, la imponente Huasteca y sitios desafiantes para escalar y practicar los deportes extremos como Matacanes y el Potrero Chico.

Para el turismo regional resultan muy atractivos los centros comerciales llenos de comodidades y oferta de artículos de todo tipo. Y los conciertos de talla internacional que presentan a los mejores rockeros y artistas del nivel de Andrea Bocelli.

Visto el recuento que hace Lorena de nuestros atractivos, lo que necesitamos es elevar nuestra autoestima.