A Rajatabla

Advertencia

Son espeluznantes los sucesos que siguen pasando en Reynosa y Matamoros, como los bloqueos de puentes internacionales y la quema de vehículos de inocentes como corolario de batallas entre criminales y fuerzas del orden.

Para Nuevo León son una advertencia de que no estamos vacunados para el retorno de esa violencia.

Ya la padecimos y nos costó lágrimas, sudor y sangre reprimirla y expulsarla del Estado.

Pero se trata de un mal sin fronteras y sin límites que puede volver algún día.

Por eso tiene sentido el enfoque que está dando a su campaña Ivonne Álvarez poniendo la seguridad como el eje de todo su programa.

Prevenir ese retorno implica no sólo mejorar la Policía y seguir construyendo cuarteles, necesitamos también expulsar la peor pobreza que es caldo de cultivo para el crimen.

Generar empleos para salvar a los jóvenes de la tentación de sumarse a la fila de los malos.

Regular y perseguir a los cómplices del crimen que mueven sus recursos en la comunidad.

No se trata simplemente de prepararse para el combate armado. No necesitamos funcionarios armados en camionetas blindadas para enfrentar a los malhechores.

Que en los programas de gobierno prevalezca el principio de que en asuntos de seguridad lo principal es prevenir con la participación no sólo de policías, sino de todos los ciudadanos.