Cosas Nuestras

No votan

Creemos que es plaga estrictamente nuestra el abstencionismo electoral.

Pero en Estados Unidos, campeón de la democracia, se dan casos iguales o peores.

En la última elección de alcalde de Los Ángeles sólo votó el 23 por ciento de los empadronados.

Los ciudadanos dicen que no votan porque nada pasa, gane quien gane.

Y ya se discute en serio hasta gratificar económicamente a los que acudan a emitir su sufragio.

En las próximas elecciones van a agregar un boleto de la lotería con premios hasta de 25 mil dólares.

Fallarán, porque el abstencionismo no es por apatía sino desencanto ciudadano. Y ese no tiene precio.

jvillega@rocketmail.com