Cosas Nuestras

La tortuga

Dicen que diputados y senadores son como la tortuga en lo alto de un poste.

Nadie explica cómo pudo llegar tan arriba y para qué.

Menos entiende cómo se sostiene en esa percha.

Quién le da de comer y a cambio de qué. A quién le conviene mantenerla arriba del poste.

Lo que se entiende al primer vistazo es que a nadie le sirve la tortuga en el poste.

La moraleja es también fácil de deducir: evite subir las tortugas a los postes.

Y tampoco elija políticos que sólo aspiran a subirse al poste.

jvillega@rocketmail.com