Cosas Nuestras

Los que saben

Si se atora en la computadora o en el uso de su gadget, ¿a quién apela usted en primera instancia?

¿Al servicio de apoyo técnico del fabricante? No, porque no los va a entender ni ellos a usted.

La descripción técnica de usted es que se le prende una lucecita o se le perdió un programa.

Por eso primero busca y obtiene auxilio si apela a sus hijos o nietos adolescentes.

En cinco minutos y con veloces dedos le destrabarán lo atorado y lo limpiarán de virus y trampas virtuales.

Hasta en eso es diferente el siglo XXI al resto de la historia. Ésta es la primera generación en que los niños enseñan a sus padres.

jvillega@rocketmail.com