Cosas Nuestras

No negociables

Hay dos cosas que no tolera en ninguna circunstancia el Estado mexicano: una huelga general que paralice al país y la suspensión de las elecciones.

Son las mínimas condiciones de gobernabilidad constitucional. En Guerrero el crimen organizado y la disidencia magisterial están proponiendo otra vez la cancelación de comicios y dicen que impedirán la instalación de casillas.

Pero eso no lo va a permitir el Estado mexicano porque sería una derrota moral que resentirían millones de mexicanos.

Simplemente van a provocar una represión dura pero necesaria para que prevalezcan las condiciones mínimas de normalidad.

Si insisten en su belicosidad, pueden precipitar el fi n de la guerrilla y el vandalismo magisterial ante la reacción del Estado.

El país entero lo reprocharía y exigiría la represión de los rebeldes.

jvillega@rocketmail.com