Cosas Nuestras

Lo mismo

El calendario marca nuevo año, nuevo mes y nuevo día, pero todo parece igual que el día anterior.

Amanecimos en el Año Nuevo con los mismos vaticinios sobre lo que viene con la cuesta de enero.

Hacemos bien en desearnos prosperidades porque ciertamente nos deseamos un mañana mejor.

Pero asimismo debemos armarnos de determinación y confianza para que nos vaya bien.

No basta con esperar a que caigan los meses y días con nosotros quietos.

Hay que trabajar más, gastar menos, ahorrar y hallar más tiempo para más trabajo, más estudio y menos distracciones.

A partir de ahí enfrentar los problemas con energía.

jvillega@rocketmail.com