Cosas Nuestras

La cuesta

Te va a doler, pero un día me lo agradecerás, dice el padre al hijo castigado.

La misma tesis con la que justifica el gobierno los nuevos impuestos, las reformas.

Ofrecen al largo plazo un estado eficiente, justicia social, iguales oportunidades para todos.

Pero mientras llegamos a Jauja, ¿cómo sacamos adelante a la familia? ¿Cómo enfrentamos la cuesta de enero que amaga con prolongarse todo el año? La respuesta la daban los abuelos: ¿No te alcanza con lo que ganas? Pues gasta menos.

Aplicar la doble fórmula de la austeridad y del ahorro.

Menos derroche en perfumes, menos desperdicio de alimentos, gasto sobrio de energéticos.