Cosas Nuestras

Los buenos

¿Entre miles de políticos en activo, no habrá un par que sean decentes y dignos de confianza?

Porque echamos tabla rasa con toda la clase política sin hacer las dignas excepciones.

Lo que conseguimos es ahuyentar a los mejores y perpetuar a los sinvergüenzas.

Necesitamos distinguir a los buenos, para que los ciudadanos se involucren.

Exigir para ellos espacios en las planillas de los partidos o como independientes.

Darles exposición social sus ideas, ofreciendo respaldo a sus propuestas.

 Entender que el cambio es más fácil desde el gobierno que a gritos y sombrerazos.

jvillega@rocketmail.com