Cosas Nuestras

Para atrás

La tecnología transformó nuestra forma de comunicarnos, de aprender, de hacer negocios.

La economía globalizada nos viste con camisas de Vietnam, con trajes de Shanghai.

Nuestros hombres de negocios y los estudiantes viajan por el mundo.

Donde sí dimos un salto para atrás fue en nuestra comunicación cara a cara.

Campean en la mesa de café, de negocios, vocablos vulgares del siglo 19.

Jóvenes y damas de sociedad hablan como mecapaleros de mercado o parroquianos de pulquería.

Al grado de legitimar como gentilicios el wey y el puto.

jvillega@rocketmail.com