Cosas Nuestras

Volubles

En toda campaña política sucede que los votantes indecisos obligan a usar estrategias nuevas y forzar los temas para provocarlos.

Pero en cada ocasión cuando se hacen las cuentas de los votos se comprueba que los indecisos acaban votando en la misma proporción que los que manifestaron su decisión desde el principio.

Por eso los políticos veteranos dicen que las campañas deben realizarse para confirmar a los que ya tienen una opinión resuelta.

Las encuestas sirven poco para corregir esa dificultad porque los votantes responden con la misma frivolidad anunciando que ellos van a votar por quienes decidan en el último momento.

En sentido más general se interpreta esa ambivalencia con la dificultad del mexicano para aceptar compromisos.

jvillega@rocketmail.com