Cosas Nuestras

Violencia

Los crímenes feroces que suceden en Tamaulipas o Guerrero nos convencen de que el crimen organizado aún sigue y no le teme a nada.

Las drogas son el negocio más lucrativo de América Latina y de ahí se desparrama por el mundo entero.

Si se vende mucha droga es porque hay un gran mercado que las compra.

La consumen el alumno de secundaria o de preparatoria, albañiles, amas de casa, altos ejecutivos y hasta señoritas de sociedad.

Por eso no basta con agarrar a balazos a los grupos de delincuentes, la batalla se debe decidir del otro lado del mostrador, esto es con campañas intensivas para combatir las adicciones con el apoyo de Gobierno, escuelas, iglesias, organismos sociales e instituciones.

O sea, hay que dar la pelea en la casa, en el aula, en el barrio y ahuyentar así a los narcos a mercados más promisorios.

jvillega@rocketmail.com