Cosas Nuestras

Vietnam

Los memoriosos culpan de nuestra obesidad a los niños de Vietnam.

No valía pararse de la mesa hasta limpiar el plato de comida.

Cómete todo, era la orden materna. Ya quisieran esto los niños de Vietnam.

Ya de grandes, el Manual de Carreño nos sugería lo contrario.

Lo educado era dejar una pequeña porción de lo servido.

Pero las mamás se fueron a trabajar. Y Carreño ya no es árbitro de los modales.

Ahora mandan y engordan la comida rápida y la chatarra.