Cosas Nuestras

Ventana

Nunca como ahora más personas escriben a diario y en repetidas ocasiones. Las redes sociales abrieron un panorama comunicacional diferente, novedoso, rápido y hasta atrevido.

Súmele la inmediatez de los likes como respuesta y la medición de adeptos y seguidores.

Los jóvenes con redacción pésima y ortografía fatal se atreven a subir ideas y opiniones, muchas de ellas sin sentido, aunque ya es ganancia hilar varias frases.

Algunos memes cargados de ingenio dejan ver al menos creatividad.

Sonamos crueles, pero es realidad. Este tipo de comunicación es una ventana abierta donde todo se ve y se califica. Vamos, hasta los reclutadores de capital humano toman referencias de los candidatos a vacantes de lo que han publicado en sus cuentas.

La práctica debe mejorar lo de hoy. Por el momento, una mitad escribe y la otra lee.

jvillega@rocketmail.com