Cosas Nuestras

Valores


San Agustín se lamentaba en el Siglo Primero de la falta de valores de los jóvenes.

Un vistazo a la juventud actual confirma el dictamen.

No tienen una idea precisa de Dios, divinizan a los ídolos de los conciertos.

Beben a destiempo y de más; los hay de plano alcohólicos.

Pero las generalizaciones no siempre son absolutas ni reales.

Nos dicen de muchachos que destacan en cursos de valores.

Otros trabajan en sus iglesias y tienen el espíritu de misiones entre los pobres.

Los hijos de usted, los nuestros, son rigurosos censores de la política y sobre todo de los políticos.

jvillega@rocketmail.com