Cosas Nuestras

Vacaciones

En España y otros países europeos, el mes de julio lo puede tachar de lado a lado en los calendarios porque todo mundo rigurosamente se va de vacaciones sin dejar a nadie en casa ni en el negocio.

En México, los padres de familia los colocan en campamentos educativos, cursos de danza, declamación, guitarra y natación.

Tendría más sentido común dejar que nuestros hijos planeen sus actividades.

Darse tiempo para un torneo de futbol, aprender pastelería con una tía, escalar el cerro con quienes les encanta jugar y que seguramente van a ser sus amigos para toda la vida.

O sea, disfrutar las vacaciones como parte de la aventura de crecer y vivir bajo un calendario que no tenga los absurdos de tantos días inhábiles llenos con cosas no útiles para ellos, sino para satisfacción de sus padres.

jvillega@rocketmail.com