Cosas Nuestras

Trepadores

Los nombres suben y bajan en las listas de Jaime Rodríguez. Lo que pareció como un buen ensayo de transparencia ahora parece choteo. Hubo quienes se molestaron porque los metieron en el jueguito.

Jaime lo descalifica como concurso de popularidad, pero suena a lo mismo cuando andaba en campaña.

Lo que empezó bien puede terminar peor. Muchos nombres son de gente respetable y honorable, la duda es si realmente conocen el auténtico y real servicio público, el de las 24 horas efectivas, no el burocrático.

De nada sirven títulos, diplomados, viajes al extranjero si no hay actitud para vivir la problemática de frente a la comunidad. En los libros todo tiene solución.

El ciudadano común clama por gente con voluntad y corazón de servicio. No busca-chambas, ni políticos renegados, menos advenedizos.


jvillega@rocketmail.com