Cosas Nuestras

Telenovelas

En los años de relativa prosperidad, en los sesenta, las telenovelas inventaban conflictos.

Tema recurrente era el de la sirvienta que se convierte en la patrona cuando se casa con el señor de la casa.

El melodrama más popular era el de la sirvienta de color que tenía una hija rubia.

Pero las telenovelas son como la vida misma, como dice una señora amiga. En el siglo XXI las telenovelas están pobladas con criminales, narcotraficantes, funcionarios corruptos y table dances.

Se confunden sus contenidos con los de los noticieros nocturnos. Y con una novedad: los que exhiben ahora su físico no son las protagonistas sino los varones.

jvillega@rocketmail.com