Cosas Nuestras

Sobrepobladas

La mayoría de las ciudades mexicanas presentan los mismos problemas agudos: sobrepoblación, congestionamientos, insuficiente agua, vialidades, empleos y demás comodidades de la vida moderna.

Los municipios se declaran pobres y lo comprueban con el hecho de no contar con dinero para reparar las calles y los dineros no rinden si además se concesiona todo servicio básico.

Pero la fuga más grande en presupuestos municipales es la onerosa carga de la corrupción.  

El caso más dramático es el de Monterrey que se administra como estanquillo con cuentas mochas y no justificadas. Ha llegado el momento de reparar lo que está decadente y de tomar a las ciudades como una forma engarzada con otras formas de buscar el progreso, y no seguir con la corrupción donde nadie interviene en nombre de la autonomía municipal.

jvillega@rocketmail.com