Cosas Nuestras

Seguro

Según un novelista holandés, la seguridad social de su país es deficiente y burocratizada.

No hay un organismo nacional con clínicas y hospitales, como en México.

Cada quien va con el médico o el especialista que más le convenga y el Estado paga.

Pero hay fila de meses para conseguir consulta con los médicos autorizados. Y los médicos de primer nivel son los de más baja preparación académica.

Pero estamos en México con el Seguro Social quebrado, sobrepoblado, ineficiente.

En Holanda o en México no están mal las instituciones de servicio social. La solución es reformarlas, vigilarlas, no satanizar y matar las instituciones.