Cosas Nuestras

Seguridad

Si algo nos enseñó la crisis de violencia de los últimos años es que la seguridad tiene mucho que ver con policías pero también con políticas públicas.

Alguien que estuvo en el frente de batalla contra el crimen organizado dice que aprendimos a la mala, que los problemas empiezan en la sociedad y en el gobierno.

Una ciudad abandonada y triste atrae a los malhechores y ahuyenta a los vecinos. Parques descuidados, canchas invadidas y calles en posesión de los criminales trastornan las vidas de las ciudades y quitan estímulo a las familias para vivir mejor.

El mérito no está en invadir las ciudades con fuerza militar sino en rescatarla para el uso ordinario de los ciudadanos. La gracia no está en tener una ciudad secuestrada por nadie, sino una comunidad para vivir y disfrutar en condiciones normales.

jvillega@rocketmail.com