Cosas Nuestras

Secretarias

Sólo los abogados y los ejecutivos viejos, los que quedan, necesitan secretaria.

No una que utilice la taquigrafía y domine con paso veloz la mecanografía.

Se espera que el médico, que el gerente, redacten directamente en su computadora.

En negocios realmente contemporáneos, es rudo ponerlas a servir café.

No se elimina así la presencia de la secretaria; asciende a asistente.

Atiende las relaciones de su jefe, hace citas y desahoga asuntos delegados.

La servidumbre femenina en el sitio del trabajo ya no va, así use rimel y tacones.

jvillega@rocketmail.com