Cosas Nuestras

Sanidad

Soy un firme creyente de la sanidad divina.

No la de los charlatanes de la carpa que curan hasta el cáncer con extender la mano.

Ni en las curas que cuajan de milagros el manto de la virgen.

Creo que Dios se vale de la habilidad y la ciencia de los médicos.

Como dice un oncólogo amigo: yo no les digo a mis pacientes cuándo se van a morir.

Yo intento curarlos pero la agenda la tiene el de arriba.

No busque milagros con los charlatanes; Dios está en los consultorios y hospitales.

jvillega@rocketmail.com