Cosas Nuestras

Saber

Las universidades más prestigiadas del mundo están regalando sus cursos.

No las decorativas, sino las principales, las acreditables.

Hay regiomontanos que están completando así el programa de una maestría.

Por internet y con cátedras por científicos de currículo impresionante.

La democratización del saber redime a la tecnología, que parece tan fría, tan utilitaria.

Sólo falta persuadir a los reacios a entrar al mundo virtual.

El conocimiento está ahí, accesible. La ignorancia es optativa.