Cosas Nuestras

Rubén

Es muy encomiable la contribución de los empresarios a la grandeza de Monterrey.

Pero igual debe valorarse lo que han aportado sus trabajadores, laboriosos y organizados.

Sus maestros innovadores, de la talla de Moisés Sáenz y Ramos Lozano.

A los artistas y creadores en un territorio hostil y áspero.

Ya en sus ochenta años, él sigue vigente como promotor del buen teatro en Monterrey.

Es actor, director, autor y maestro, con vigor y entusiasmo longevos.

Historias como la del maestro Rubén hay que contarlas para que alienten y sensibilicen a nuestros jóvenes.

jvillega@rocketmail.com