Cosas Nuestras

Robin Hood

La versión romántica de los ladrones es que roban al rico para ayudar al pobre y que el crimen organizado es el peor azote para el pueblo.

Pero la verdad es que son los delincuentes comunes los que asolan al más pobre.

Es que es más difícil robar a los ricos.

Tienen muros, candados y alarmas. Al pobre le roban la laptop, el televisor, todo lo que se mueva y se pueda cargar.

Y son los que menos reportan los robos porque no tienen facturas ni esperanzas de recuperarlas.

Para combatirlos sí que necesitan la cooperación popular. No es posible que nadie vea cuando extraen una lavadora a pie y a veces hasta en taxi.

No hay ningún robo menor y no tienen límites. Roban al pobre para malbaratar sus bienes, ¿puede imaginar mayor falta de escrúpulo y de solidaridad con el que menos tiene?  


jvillega@rocketmail.com