Cosas Nuestras

Revocación

Una iniciativa para la revocación del mandato tiene sentido. Los gobernantes son mandatarios, sus superiores o jefes son los ciudadanos, sus mandantes. Punto.

Los candidatos a cargos públicos presentan su currículum, presumen sus habilidades, destrezas, prometen hacer bien las cosas, como si anduvieran buscando chamba, se las dan, y si fallan, ¿por qué esperar a que llegue el término de mandato?

Es como un empleo, si el trabajador no cumple con las expectativas, pues para fuera. El gobernante igual.

Si hay evidencias de errores y desaciertos, el ciudadano debe tener el derecho de relevar a quien goza de un sueldo con el pago de los impuestos.

En simple reciprocidad, si algunos tienen derecho de reelección, ¿por qué el ciudadano no tiene el de cesarlos cuando fallan? Total, es el patrón.


jvillega@rocketmail.com