Cosas Nuestras

Regalos

Corrientes anticomerciales censuran el materialismo de los regalos navideños.

En la celebración cabe todo: cánticos, ofensas, plegarias, lo que sobra son los regalos. Y no se entiende por qué lo relacionan con la Navidad.

Lo que celebramos en la Nochebuena es que Dios nos hizo el mayor de los regalos: a su hijo primogénito para que Él pagara por nosotros nuestros pecados.

Regale lo que pueda y lo que quiera. Pero dígale al regalado por qué lo hace y por los méritos de quién.

Un regalo sin condiciones ni ataduras, como lo fue el regalo de Belén.

Generoso sin esperar nada a cambio. No como dice el anuncio, gracias, papá, ojalá se te regrese.

jvillega@rocketmail.com