Cosas Nuestras

Redes

Todo el día leen mensajes en el Facebook o Twitter y le llevan el pulso al mundo entero, todo lo saben de inmediato y prolijamente. Somos entonces la generación más informada, pero evidentemente no somos la más informada ni la más sabia.

La prueba de ácido de la información de las redes es que les creemos pero no nos convencen.

Eso de que todo mundo es reportero es parcialmente cierto, todo mundo reporta lo que ve, pero lo hacen con suma parcialidad y basado en su conocimiento directo, que es muy pobre.

Los expertos en crímenes dicen que es poco confiable un testigo directo puesto que sólo está viendo un pedacito de la realidad sin adiestramiento y sin elementos de comparación.

Realmente son gigantescos chismes multiplicados por millón y su credibilidad está cercana a cero. Usted lo comprueba todos los días.

jvillega@rocketmail.com