Cosas Nuestras

Rayones

Un vecino de Rayones se sintió defraudado con las calificaciones de su hijo.

Rayones, como usted sabe, es un pueblo de montaña sin semáforos, Oxxos o cines.

El padre había solicitado copia de las calificaciones de su hijo porque se mudaban a Monterrey.

Maestra, reclamó, mi hijo tenía puros dieces pero en la copia se convirtieron en puros ochos.

Le explicaron: es que los dieces eran para Rayones, pero en Monterrey valen como ochos.

¿No pasará lo mismo con los méritos nuestros en el trabajo, en la iglesia, en la familia?

Excelentes demostrados en un rincón, pero muy modestos en competencia dura.