Cosas Nuestras

Prueba

Se esperaba lo peor. La llegada de un monstruoso huracán pronosticaba efectos catastróficos. Afortunadamente las cosas no fueron de ese nivel.

Hay daños y pérdidas materiales, imposible salvar todo frente a los efectos de vientos de más de 300 kilómetros y lluvias intensas.

Frente a esto hay un buen efecto: el uso correcto y efectivo de los medios de comunicación y las redes sociales. La información preventiva fue viral. No había quien ignorara la futura acometida del fenómeno natural.

Queda claro, el poder de la información es descomunal sabiéndolo utilizar. Definitivamente la apertura siempre será mejor al oscurantismo.

Por ello el reclamo a quien busca esconder datos de seguridad en un cajón durante siete años. Eso hace más daño a una población que tiene el derecho a estar informada.


jvillega@rocketmail.com