Cosas Nuestras

Pronóstico

En el Mundial a México le hacen una advertencia como a enfermo grave.

A la familia le recomiendan: espere lo mejor pero prepárese para lo peor.

Está bien utilizar a la Selección para provocar un estallido de entusiasmo patriótico.

Pero se desorbitan y autoengañan quienes imaginan a México en la Final y hasta con la Copa.

Entusiasmo reñido con la realidad de nuestro débil equipo frente a los mejores del mundo, al extremo de Peña Nieto llevando una camiseta con las firmas de la Selección al Papa.

Mejor hay que prepararnos para lo peor, que después de todo no es el fin del mundo.

jvillega@rocketmail.com