Cosas Nuestras

Problemas

Los problemas actuales de México los venimos arrastrando desde hace cincuenta años.

Por eso oye usted que cualquier candidato diserta sobre corrupción, empleo, combate a la pobreza y gobierno cercano al ciudadano.

Lo dicen los candidatos serios luego de consultar con expertos e instituciones.

Los hay en cambio que repiten lugares comunes para ofrecer soluciones instantáneas para resolver todos los problemas.

Por eso el voto prefiera otorgarlo al candidato que se vea con más voluntad e inspiración para asumir el liderazgo en nuestra gente y, claro, también cuenta la plataforma ideológica del partido.

Porque hay partiditos cuya filosofía cabe detrás de una estampilla. Por eso se anuncian con bailes y maromas.

La madurez debe caber en el elector para no comprar cuentos y hacer un buen contrato para un buen servidor.

jvillega@rocketmail.com