Cosas Nuestras

Posadas

Nos encanta afirmar que la de las posadas es una bella tradición mexicana. El peregrinar con cánticos navideños y cargando figuras de la Sagrada Familia, pidiendo posada hasta la Nochebuena.

Pero no tiene nada que ver con las posadas contemporáneas, que no son sino borrachera y comedera, pleitos y accidentes provocados por el alcohol.

En el súper no promocionan las figuras ni los adornos, el negocio es ofrecer vinos con descuento. Los cuerpos de socorro saben que estas madrugadas correrá la sangre.

Habría que volver de verdad a las posadas tradicionales: una fiesta de vecinos, de familia, de niños, aunque sea con ponche con piquete clandestino.

 

jvillega@rocketmail.com