Cosas Nuestras

Plaga

Ya es justo el homenaje a tres personajes del arrabal mexicano. El teporocho, la verdulera y el carretonero eran nuestros parámetros, o era uno de la gente bien o se revolcaba en el arrabal por medio del lenguaje. En nuestros tiempos ya se consideraba un insulto que le dieran a uno esos tres nombres. Las cosas cambiaron: el arrabal ganó la partida, ahora hablan como ellos los ejecutivos, las damas y hasta los niños en el kínder.

Ya no hay que ir a la pulquería a conocer los peores epítetos e insultos, ahora así se habla en todos los medios sociales.

Como en Alcohólicos Anónimos, prometa que nada más hoy no va a decir majaderías.

jvillega@rocketmail.com