Cosas Nuestras

Patos

En los hogares actuales, los padres acatan las reglas que imponen los hijos.

Los niños deciden no comer verduras o vestirse harapientos.

Los jóvenes trastornan el horario de siglos: viven de noche y duermen de día.

Ni siquiera por andar de antros, simplemente tuitean de madrugada.

Si un maestro los amonesta, mandan a los padres a reclamar.

Los padres se imponen, eso sí, para facilitarles la primera copa y el primer cigarrillo.

En términos populares, los patos le tiran a las escopetas.

jvillega@rocketmail.com