Cosas Nuestras

Partidos

Cuando se pase la efervescencia electoral será el tiempo de que los ciudadanos tomen la lección y se pongan a organizar los nuevos partidos como se los imaginan y anhelan.

Organizaciones vivas, pobladas por seres humanos normales, ciudadanos cabales con ideas propias y valores por defender.

Lo que siempre debieron ser pero se corrompieron con el uso y el abuso del poder; ahora sólo son las botargas de quienes son funcionarios de gobierno.

Necesitamos inventar nuevas formas de organización ocupadas en plantear y organizar los problemas colectivos.

Que un partido se distinga por tener a los mejores expertos sobre transporte.

Otro quizá por ser el eminentemente joven o femenino o longevo.

Todos fundados en el principio de la libre adhesión y dedicados a trabajar siempre, no sólo en elecciones, por el bienestar público.

jvillega@rocketmail.com