Cosas Nuestras

Optimismo

A donde quiera que vea usted se topa con jóvenes cínicos que dicen no creer en nada ni en nadie. Que les tocó vivir el peor de los mundos.

Pero no les crea del todo. Si lo duda, vaya a cualquier escuela universitaria y pregunte por los alumnos de primer semestre.

Creen que hay un México del futuro y se preparan para destacar en él. No son tan crédulos. Le conceden tregua a la realidad y se aferran al sueño de un mundo mejor.

Si usted tiene en su casa uno o dos de esos soñadores, anímelo, apóyelo y muéstrele lo bueno que tiene México.

A final de cuentas a ellos les irá bien, a su familia también y a México entero.

jvillega@rocketmail.com