Cosas Nuestras

Negocios

Es torrencial la publicidad sobre el Mundial, a causa de él o por su pretexto.

Todo para los futbolistas, para el evento que ya casi empieza.

Las galletas, la leche, la cerveza, la pomada de la Campana, las fajas reductoras.

Un negocio lícito de proporciones mayúsculas que beneficia a miles de negocios.

Ahora entendemos el clamor nacional cuando estuvo en riesgo la presencia de México en el Mundial.

Y la encarecida demanda a la Selección para que no se desinfle en las rondas iniciales.

Poco patriotismo, pero más que nada por los negocios que acarrea la lúcida competencia.

jvillega@rocketmail.com