Cosas Nuestras

Muerte

La guerra de Calderón contra el crimen nos dejó con sesenta mil muertos.

Pero también nos dejó como saldo efectos colaterales y trascendentes.

El más grave es la trivialización de la muerte con miles de asesinados al mayoreo.

Aún después de pasado lo peor de los crímenes vemos que los problemas domésticos se resuelven a tiros y hasta en las telenovelas todo problema se soluciona con violencia.

Cinco muertes ya no nos llaman la atención. Importan las matazones.

Todos esos males están en la familia y en la sociedad.

Necesitamos volver a cultivar el principio de que la vida es sagrada y la muerte no es la única solución de conflictos.  

jvillega@rocketmail.com