Cosas Nuestras

Motivos

Cada vez escasean más las razones para contraer matrimonio, y de hecho, la boda ha dejado de ser una razón para emparejarse.

Para tener relaciones sexuales ya no es necesario. Se ejerce por la libre y en serio el amor sin ataduras.

Formar una familia pierde su atractivo vistos los costos de crear una.

Formar un patrimonio ya no es posible en los primeros diez años, así que ni para qué empezar.

Luego existen las parejas homosexuales que no quieren ir al Registro Civil aunque ya sea legal y posible.

Cumplir el deber de mantener una institución útil a la humanidad tampoco convence a las nuevas generaciones del yo y el ahora.

jvillega@rocketmail.com