Cosas Nuestras

Mitos

Decía un filósofo griego que el conejo nunca iba a ser rebasado por la tortuga.

Que por más pasos que diera la tortuga, el conejo seguiría avanzando siempre adelante. Ni la terca realidad del campo lo convencía de lo contrario.

Cuando salieron los primeros celulares del tamaño de un ladrillo decían que no podían ser más chicos.

Había que respetar la distancia entre la boca y el oído, sin embargo, el celular siguió bajando el tamaño. Decían que sólo serviría para comunicarse a corta distancia.

Hoy el celular es una minicomputadora que permite hablar, retratar, ver videos, dialogar en grupo, mandar mensajes. Así es la tecnología, todos los días vence los imposibles y ya prefiere uno no opinar.

jvillega@rocketmail.com