Cosas Nuestras

¿Merón o Nerón?

Merón, Merón, ven para acá”, llamaba el amo a su perro.

“Espera”, lo corrigió un vecino culto, “el nombre es Nerón, con ene”.

“El equivocado eres tú”, replicó, “yo a mi perro le puse Merón”.

Con las mascotas y hasta con los hijos se abusa de la libertad de bautizarlos.

En Sonora hay quienes se llaman Escroto, Facebook, USNavy, Aceituno.

Hay Privado, Batman, Culebro, Fulanito, Gordonia, Hitler, Burger King.

Debiera tipificarse como violencia familiar esa invitación futura al bullying.