Cosas Nuestras

Memoria

En la novela Fahrenheit 451, el autor imagina una comunidad que abomina de los libros.

Los bomberos se dedican a quemar bibliotecas y libros clandestinos.

El autor sustenta la esperanza de que un día la cordura vuelva a la sociedad.

Por tanto hay que preservar la memoria de los buenos libros para la sociedad futura.

Bradbury imagina una isla donde un grupo de ancianos convive con unos niños.

Uno de esos viejos recita El Quijote a un niño que lo memoriza.

Otros la hacen de Cervantes, de Freud, de Platón, y relatan los libros que memorizan los niños.

Contemos nosotros a los niños cómo era el México de nuestros sueños. Para cuando pase la pesadilla.

jvillega@rocketmail.com