Cosas Nuestras

Medicinas

Sin control suben los precios de las medicinas en forma escandalosa. Unas gotas que costaban 400 pesos ya las aumentaron a 900. Una quimioterapia puede costar hasta 60 mil pesos.

La seguridad social de nada sirve porque los organismos públicos de salud sufren desabasto.

La gente sufre a estos extremos porque es de vida o muerte atenderse. Busca alternativas en remedios caseros, curas milagrosas pero absurdas. Los medicamentos similares se producen con falta de seriedad y sirven para engañar a los crédulos.

Algunos curan por casualidad porque su mal no es necesariamente verdadero.

Hay un grupo social especialmente vulnerable que es el de la tercera edad, cuyos tratamientos cuestan el triple.

Existen todas las medicinas para aliviar los males del hombre, pero todas son el gran negocio para las empresas farmacéuticas.

jvillega@rocketmail.com